» » Anuncios de prostitución sí, de sexismo no.

Anuncios de prostitución sí, de sexismo no.

Publicado en: Otros | 0

Respuesta del Gobierno: anuncios de prostitución sí, de sexismo no.

prostitucion
Imagen de una de las páginas que se incluyen en un medio escrito con contactos de prostitutas. / Efe
LUIS DÍEZ – 6/12/2014

Una cosa es que el Gobierno haya incluido en el Producto Interior Bruto (PIB) la estimación del importe de la actividad económica de la prostitución y otra que esté dispuesto a suprimir por ley los anuncios de prostitución de la prensa generalista. De eso ni hablar. Si el PSOE no se atrevió a hacerlo cuando gobernaba, el PP, con toda la carga de religiosidad militante de sus ministros y dirigentes, tampoco va a poner en cuestión esa fuente de ingresos que reporta a la prensa liberal y conservadora un promedio de 50 millones de euros anuales.

Cuando la diputada socialista Paloma Rodríguez Vázquez preguntó al Gobierno si iba a impulsar una norma para prohibir la publicidad de prostitución en la prensa escrita, ya sabía que debía esperar sentada. La respuesta le llegó una semana antes de que Mariano Rajoy cesara a la ministra de Sanidad, Igualdad y Asuntos Sociales, Ana Mato, y de ella se deduce que el Gobierno respeta la libertad de mercado y no tiene previsto obligar a la prensa generalista a quitar o separar los anuncios de protitución.

Claro que dicho así –“los anuncios de servicios sexuales no se tocan”–, queda un poco crudo, de modo que venga prosa burocrática: “El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad promueve la sensibilización y formación de los profesionales de los medios de comunicación para asegurar un tratamiento de la mujer conforme con los principios y valores constitucionales, y para fomentar la protección y salvaguarda de la igualdad entre hombre y mujer, evitando toda discriminación entre ellos”.

La diputada Rodríguez, que sustituyó en su escaño al exministro de Justicia Francisco Caamaño, tampoco obtuvo respuesta sobre si el Gobierno va a considerar las recomendaciones formuladas hace más de tres años por el Consejo de Estado. La única modificación de la ley general de la Publicidad de 1988 en esta materia vino en diciembre de 2004 con la ley contra la Violencia de Género que declaró “ilícita”, que no ilegal, la presentación publicitaria de las mujeres de “forma vejatoria”.

Pero no hay que desesperar –le dicen–, porque la Delegación del Gobierno Contra la Violencia de Género está elaborando “un nuevo instrumento integral” que tendrá en cuenta todas las recomendaciones contra la trata y explotación sexual, incluidas las de una subcomisión constituida el 20 de diciembre de 2013 y que “continúa sus trabajos”. Ya es sabido que cuando falta voluntad política se crean comisiones e incluso subcomisiones para estudiar la problemática.

Esa tolerancia con los anuncios de prostitución contrasta con la recogida de datos por parte del Observatorio de la Imagen de las Mujeres del Instituto de la Mujer sobre el sexismo en la publicidad. Cada año recoge más de 300 quejas sobre campañas publicitarias sexistas. Desde 2012 hasta el primer semestre del corriente, recibió 718. La mayor parte de ellas cayeron en saco roto, pero consideró fundadas 37 y envió otros tantos escritos a las empresas solicitando el cese o la retirada de las campañas sexistas.

El resultado fue la obtención de 9 respuestas escritas con el compromiso de retirar o modificar las campañas, 3 se retiraron o modificación sin respuesta directa y 6 desaparecieron poco después. Se desconoce si las restantes 19 conminatorias surtieron algún efecto. No obstante, por primera vez, para hacer efectiva la aplicación de la legislación relativa a la publicidad sexista, el Instituto de la Mujer demandó a través de la Abogacía del Estado a una compañía de aviación que utilizó a las azafatas para hacer un calendario y promocionar sus tarifas. El juzgado de lo mercantil número 2 de Málaga la condenó el 5 de diciembre de 2013 a cesar la campaña. La empresa recurrió.

Pese a la tolerancia oficial con los anuncios de prostitución en la prensa comercial, el Instituto de la Mujer asegura que “en casos de publicidad de clubes y ofertas de empleo sexistas y discriminatorias que se difunden en medios escritos o digitales, se actúa directamente con el medio implicado, instándole al cese de los anuncios o remitiendo una serie de consideraciones con el fin de que puedan evitar la difusión de este tipo de anuncios”. También se desconoce el resultado de esas admoniciones.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone

Dejar un comentario