» » Barcelona impulsa una nueva estrategia para acompañar a prostitutas que denuncien explotación

Barcelona impulsa una nueva estrategia para acompañar a prostitutas que denuncien explotación

Publicado en: Noticias | 0

El Ayuntamiento de Barcelona, de la mano de la Guardia Urbana de Barcelona, impulsa una nueva estrategia para acompañar y proteger a las prostitutas que denuncien ser víctimas de explotación sexual durante todo el proceso hasta el juicio oral.

En una entrevista de Europa Press, el intendente Benito Granados, responsable del distrito de Ciutat Vella, ha explicado que se prevé ofrecer acompañamiento a las mujeres con un asesoramiento completo a nivel social, psicológico y legal a través de la unidad municipal de tráfico de personas, que se pondrá en marcha este 2017.

“El Ayuntamiento quiere ese acompañamiento desde un asesoramiento completo, social y psicológico, para que la persona recupere su autoestima en primer lugar y se encuentre en posición de decidir por sí misma, y que tenga un acompañamiento legal que le permita comprender a qué se está exponiendo, qué derechos tiene, que los pueda ejercer, y que tenga una representación ante una maquinaria, un sistema que no es fácil de entender”, ha explicado.

Este acompañamiento durante todo el periodo –desde que se denuncia hasta que la víctima llega al juicio oral donde deberá declarar como testigo– también pretende mandar un mensaje a las organizaciones criminales de que estas mujeres están “perfectamente acompañadas por la denuncia pública y los recursos públicos”.

Esta estrategia busca paliar uno de los principales problemas en casos de denuncias de explotación sexual: que la víctima mantenga durante toda la instrucción su intención de denunciar y acabe declarando ante la justicia cuando haya juicio oral.

“La víctima vive un itinerario que la puede llevar a más de un año de espera donde pasan muchas cosas, fases procesales distintas por las que transitar”, explica Granados, que puntualiza que en muchas ocasiones, pese a que sean testigos protegidos, pueden llegarles amenazas o presiones de los proxenetas, en muchos casos a través de la familia que está en el país de origen.

De hecho, en algunos casos en los que las mujeres estén muy afectadas psicológicamente, se plantean que se aporten al juzgado informes psicológicos que acrediten que su declaración puede no ser necesaria, y entonces que se centre el caso en las otras pruebas policiales, además de que el consistorio se persone en todos los casos.

Por eso, desde la Guardia Urbana apuestan por que las mujeres declaren una sola vez en una prueba preconstituida, que será válida el día del juicio y que evitará que tengan que volver a comparecer, para evitar la doble victimización.

“Se da una responsabilización extrema del papel de la víctima en todo el proceso, la prueba preconstituida ayuda a atenuar eso, la vamos a victimizar menos porque va a hacer una sola declaración en principio, que va a ser una declaración completa con todas las figuras que estarían en la vista oral”, ha explicado Granados.

UNIDAD DE LA URBANA

La Guardia Urbana de Barcelona ya cuenta con un Grupo especializado en el tráfico y explotación sexual de mujeres que trabaja sobre el terreno y que se centra en detectar a posibles víctimas y, con un minucioso e intenso trabajo de seguimiento, conseguir ganarse su confianza para propiciar un entorno seguro que las convenza a denunciar su situación.

En sus diez años de recorrido, han conseguido detener a 269 proxenetas, y en 2016 lograron una treintena de detenidos en cuatro operaciones, una de ellas contra un clan albanés, y ahora podrán pasar de ser dos agentes a cuatro, ha explicado a Europa Press el cabo del grupo.

Desde que empezó a actuar en 2006 la situación de las redes de proxenetismo en la ciudad de Barcelona ha cambiado: han pasado de ser grandes estructuras piramidales muy estructuradas y con un número elevado de mujeres explotadas a diluirse en “pequeñas células de explotación individual, donde un explotador tiene dependiendo de él a una o dos personas”.

Este cambio se ha ido produciendo paulatinamente tras las dos macroperaciones contra las redes de proxenetismo Constanza y Alejandría, en 2006 y 2008, ya que los clanes han visto que es más fácil pasar desapercibido con estructuras más pequeñas y discretas.

“Los explotadores han mutado para hacer que las penas sean menores, y la manera ha sido romper con esta estructura tan formal que a la policía le resulta relativamente fácil de acreditar”, ha explicado el intendente Granados.

Además, se añade el hecho de que ahora los proxenetas ya no usan una violencia tan extrema para someter a las mujeres, sino que los investigadores se han encontrado con otro método en los clanes rumanos: “Lo que hacen ahora es enamorarlas, para que haya un vínculo sentimental muy fuerte, y no solo las enamoran, entablan una relación pseudomatrimonial, la dejan embarazada y dejan al niño en manos de la familia del proxeneta, y el niño pasa a ser un rehén de la organización”.

Según los últimos datos de la unidad, actualmente hay entre 70 y 90 mujeres de nacionalidad nigeriana que ejercen la prostitución en La Rambla, aunque muchas de ellas se han desplazado a la zona de ocio nocturno del puerto olímpico, mientras que en la zona de Illa Robadors, en el Raval, tienen constancia de una treintena de mujeres de nacionalidad rumana en situación de explotación.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone

Dejar un comentario