» » Madrid copa las multas a los clientes de prostitutas de toda España

Madrid copa las multas a los clientes de prostitutas de toda España

Publicado en: Noticias | 0

El 90% de las sanciones han recaído en la zona del polígono de Marconi, en Villaverde

 

La Comunidad de Madrid, con la capital a la cabeza, copa el número de denuncias a clientes de prostitutas, con una diferencia con el resto de provincias, según datos del Ministerio de Hacienda y de Administraciones Públicas. El 90% de las 1.097 sanciones impuestas desde la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Ciudadana, la conocida como Ley Mordaza, han recaído en la región madrileña. La Policía Nacional es la que ha levantado mayor número de las actas, frente a la Guardia Civil y las policías locales. El polígono de Marconi, en Villaverde, ha sido el lugar en que más denuncias se han tramitado.

 

Una prostituta ofrece sus servicios en el polígono Marconi, en Villaverde. KIKE PARA

 

La nueva Ley de Seguridad Ciudadana entró en vigor el 1 de julio de 2015 e introdujo importantes novedades que impedían, por ejemplo, hacer fotos a los policías en el desempeño de sus trabajos. Una innovación de este polémico texto normativo consistió en que los clientes de las prostitutas que requieran sus servicios en plena calle podrían ser sancionados. Este cambio fue promovido, de hecho, por la Delegación del Gobierno en Madrid, para frenar el problema de la prostitución en algunas zonas de la capital, en especial en el polígono Marconi. La ley tipifica en su artículo 36.11 el contactar con las mujeres en la calle como una falta grave, que lleva aparejadas multas superiores a los 601 euros.

 

Desde la entrada en vigor y hasta el 2 de diciembre de 2016, se han impuesto en toda España 1.097 multas por solicitar o aceptar por el denunciado servicios sexuales retribuidos, según los datos del Ministerio de Hacienda. De ellas, 987 se han tramitado en la Comunidad de Madrid. La segunda provincia con mayor número de denuncias ya queda muy alejada. Se trata de Cádiz, con 33 sanciones. Le siguen Valencia (27), Alicante (18) y Santa Cruz de Tenerife (8). En los datos facilitados por el ministerio solo vienen reflejadas 16 provincias, por lo que en las 29 restantes no ha habido denuncias. El País Vasco y Cataluña quedan fuera de este recuento, al tener transferidas las competencias policiales.

La Policía Nacional es la que mayor número de denuncias ha tramitado en los 18 primeros meses de vigencia de la norma, con 992 multas. Solo en la región madrileña, los agentes han tramitado 976. Las otras siete corresponden a la Guardia Civil (2) y la Policía Municipal (5). Hay otras cuatro de las que se desconoce el origen, según datos ministeriales.

 

La mayor actividad de la policía nacional la ha desarrollado la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras y la de Seguridad Ciudadana, que son las encargadas de vigilar el polígono industrial de Villaverde. Aquí es donde se da la mayor concentración de prostitución de toda la región, dado sobre todo su fácil acceso desde la autovía de Toledo (A-42), la M-45 y la avenida de Andalucía. Además, las mujeres están distribuidas por zonas en función de sus nacionalidades.

Las quejas de los vecinos de Marconi se han repetido desde hace años al tener la prostitución justo en la puerta de sus casas. La presidenta de la asociación de vecinos de esta colonia (3.000 residentes), Mabel Díaz, ha reconocido en diversas ocasiones que la llamada Ley Mordaza ha permitido acabar con sus problemas: “Las mujeres ya no están al lado de nuestras viviendas como ocurría antes, que las teníamos nada más salir”.

El artículo 36.11 permite denunciar a los clientes siempre que se pidan o acepten servicios sexuales en las proximidades de lugares destinados a su uso por menores (centros escolares, parques infantiles o de ocio) o cuando supongan un riesgo para la seguridad vial. La forma de actuar de los agentes siempre es la misma. Suelen acudir al polígono industrial en coches camuflados para no ser detectados por los posibles clientes o por las propias prostitutas. Esto resulta mucho más difícil ya que las mujeres suelen reconocerlos con mucha facilidad al ser habituales por la zona. Otras veces utilizan vehículos rotulados, lo que causa mucha sorpresa entre los sancionados.

Conductores perdidos

Las razones que dan los clientes para no ser denunciados son de lo más variado. Muchas veces dicen que se han perdido en las calles del polígono y que están preguntando por dónde salir. Otros, que no son de la capital y que están buscando alojamiento por la zona. Los clientes de Marconi llegan de todas las zonas de la región y de las provincias limítrofes, en especial de Toledo, según fuentes policiales.

Los ingresos (unos 400 euros diarios) motivan que muchas veces las mujeres no quieran trasladarse a clubes privados en los que tendrían que repartir sus beneficios. Cuando los agentes denuncian a los clientes, siempre preguntan a las mujeres si están sometidas por alguna red y les dan un número de teléfono gratuito para que puedan abandonar ese oficio. Ellas siempre les niegan que estén en alguna red de trata de mujeres. Afirman que lo hacen de forma voluntaria.

Las prostitutas ejercen durante las horas del día, sin que les importe si es de día, de noche, haga frío o se superen los 40 grados en verano. Para pasar los rigores del invierno, algunos hombres les suministran palés con los que montan llamativas fogatas. Además de calentarse, les sirven como reclamo hacia sus posibles clientes. De hecho, en algunas construcciones abandonadas de la zona, esos suministradores esconden las maderas para luego vendérselas a las mujeres. En la zona también trabajan varias organizaciones no gubernamentales que ayudan a las prostitutas.

Por: F. JAVIER BARROSO

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone

Dejar un comentario