» » Declaran culpable a una prostituta acusada de matar a un cliente en Almería

Declaran culpable a una prostituta acusada de matar a un cliente en Almería

Publicado en: Noticias | 0

El abogado defensor pedirá ante el Supremo la nulidad del juicio por considerar que se fundamenta el veredicto de forma «muy vaga»

Un jurado popular declaró ayer culpable a una prostituta de veinte años acusada de matar a un cliente con un arma blanca en Almería capital en julio de 2010, al considerar probado que la joven apuñaló a la víctima, de 24 años, por una discusión en relación al pago del servicio. Así lo explicó a el abogado defensor, José Manuel Vicioso, quien avanzó que va a pedir la nulidad del juicio ante el Tribunal Supremo, al considerar que el jurado ha fundamentado el veredicto de una forma «muy vaga e imprecisa» a partir de «hechos no demostrados». El jurado anunció su veredicto por la tarde ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Almería, donde tuvo lugar el juicio desde el pasado lunes. El fiscal solicitó una pena de trece años por un delito de homicidio, uno menos que en la calificación provisional, así como una indemnización de 300.000 euros para el hijo de la víctima, de nacionalidad rumana, al igual que la joven, mientras que el abogado defensor ha pedido diez años, el mínimo establecido por el Código Penal. Durante el juicio, la joven, Didina C., alegó legítima defensa, al asegurar que la víctima, Vasile Pop, la retuvo en el interior de su furgoneta y la amenazó con un cuchillo. La víctima había contactado con la prostituta en la rotonda del barrio de Pescadería de la capital almeriense, en la madrugada del 10 de julio de 2010. Según explicó la acusada, tras acordar un servicio, por el que el cliente no llegó a darle dinero, el hombre hizo caso omiso a sus indicaciones para que parara el vehículo en las cercanías, en alguno de los puntos donde solía trabajar. Aseguró que el hombre continuó la marcha y que aunque ella le pidió en repetidas ocasiones que parara y la dejara bajar, senegó tiró del freno de mano, momento en el que él la golpeó, tras lo que sacó un cuchillo y le dijo que iba a hacer lo que él le dijera, pidiéndole una felación. En un «momento de descuido» logró arrebatarle el cuchillo y le pinchó.

Fuente: ideal.es

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone