Home » Noticias » Detenido falso sanador que abusaba sexualmente de sus pacientes

Detenido falso sanador que abusaba sexualmente de sus pacientes

Publicado en: Noticias

Barcelona

Los Mossos d’Esquadra detuvieron el pasado 6 de febrero a un hombre de 54 años, de nacionalidad española y vecino de Barcelona, como presunto autor de varios delitos de abusos sexuales e intrusismo profesional. Entre las víctimas, todas mujeres, hay una menor de 13 años. El detenido había trabajado pintando pisos mientras afirmaba que tenía poderes sanadores por sus contactos con Dios y los ángeles, por lo que se dedicó en exclusiva a la curaciónmontando una consulta ilegal en un trastero del distrito de Sants-Montjuïc de Barcelona donde fue arrestado.

Foto: EUROPA PRESS
Foto: EUROPA PRESS

Según los agentes, el hombre afirmaba que su única intención eraayudar a mujeres que estaban enfermas física y emocionalmente, y aunque en un principio les pedía la voluntad por su ayuda acabó fijando una tarifa de 10 euros por visita, que recomendaba que fuesen de dos a tres veces por semana. En un primer momento, el hombre atendía a familiares próximos y a vecinos pero empezó a ser conocido a través del boca a boca y amplió su círculo de pacientes. La policía destaca que sus víctimas confiaban ciegamente en sus habilidades pese a que los investigadores califican de “extrañas” las técnicas para la sanación.

Además, el detenido detectaba nuevas enfermedades en las mujeres que atendía y que ellas desconocían sufrir como fibromialgia, tumores o malformaciones en ovarios, genitales y pechos. El sanador les aseguraba que sólo él podía curarlas y se garantizaba que siguiesen acudiendo a su consulta. También destacaba que tenía capacidad para evitar sordera, aumentar los pechos de las mujeres, ganar o perder peso o desviar narices y caderas torcidas, entre otras cosas.

Las técnicas que utilizaba para la presunta sanación eran laimposición de las manos donde localizaba la enfermedad, masajes y transmitir su aliento como “aire sanador”, según los Mossos.

Todas estas técnicas las aplicaba en genitales, pechos, orejas, nariz y boca de las pacientes. A veces, la mujer, la hija o una ayudante del detenido eran las que aplicaban estas imposiciones de manos mientras el sanador “simulaba transmitir su poder mediante el contacto físico con la colaboradora” e incluso llegó a utilizar a otras pacientes para que se hicieran masajes entre ellas o a si mismas.

En estos casos, presuntamente el hombre las soplaba o acompañaba la mano de la víctima transmitiendo sus poderes. Habitualmente era él quien hacía las imposiciones tras pedir a las pacientes que se quedasen en ropa interior mientras estaban solos en la consulta.

La policía destaca que las pacientes mantenían sus visitas con el sospechoso por el miedo a qué el sanador tuviese razón sobre las enfermedades diagnosticadas, aunque con el tiempo vieron que no cambiaba nada e incluso les encontraba dolencias más “inverosímiles”. Por eso, algunas víctimas hablaron entre ellas y denunciaron al sanador por estafa. Tras pasar a disposición judicial el hombre a quedado en libertad con cargos.

Fuente: www.elmundo.es

Comparte