» » Doce años de cárcel para la líder de la red de trata que hacía vudú a sus víctimas.

Doce años de cárcel para la líder de la red de trata que hacía vudú a sus víctimas.

Publicado en: Noticias | 0
  • Las mujeres eran obligadas a prostituirse en Beiramar

 

Foto: M. M.Figueroa y Louzán encauzaron el convenio antes de irse.
Foto: M. M.Figueroa y Louzán encauzaron el convenio antes de irse.

 

Joy Idehen, la líder de una red de trata de blancas que obligaba a mujeres subsaharianas a ejercer la prostitución en Beiramar, deberá cumplir once años y ocho meses de prisión. La sección quinta de la audiencia provincial, con sede en Vigo, la considera penalmente responsable de dos delitos de trata de seres humanos y la ha condenado a cinco años de prisión por cada uno de ellos. Al mismo tiempo, la ha absuelto de delitos de pertenencia a un grupo criminal y de inmigración clandestina de los que le acusaba la fiscalía. La sentencia también la condena a ella y a su marido Osaretin Ugiabe como autores responsables de otros dos delitos contra la integridad moral, por lo que les impone una condena a cada uno de ellos de 20 meses de prisión.

El tercer acusado, Osaretin Ugiabe, ha sido condenado a dos años de prisión por un delito continuado de falsedad en documenteo público porque en uno de los registros le encontraron un permiso de residencia español falsificado. La principal acusada tendrá que pagar una indemnización de 3.800 euros a una de las víctimas y se le ha impuesto una orden de expulsión del país por un tiempo de diez años.

No fue juzgado en estas actuaciones su hermano Peter, que era quien se encargaba de captar a las víctimas en Nigeria con falsas promesas de trabajo y trasladarlas hasta Marruecos, donde las obligaba a ejercer la mendicidad antes de embarcarlas en una patera con el número de teléfono de la acusada, que era quien se encargaba de someter a las mujeres a su llegada a España. Además las sometían a prácticas ancestrales de vudú por las que conseguían anular completamente su voluntad.

La sentencia del tribunal considera probado que las víctimas contraían una deuda de 35.000 euros a su llegada a España por los gastos derivados del viaje en patera. Para saldar la deuda, debían de ejercer la prostitución en diversos clubes de alterne de la península y en la calle. Dos víctimas que denunciaron los hechos actuaron como testigos protegidos.

Abandono infantil
El fallo recoge que una de ellas llegó con su bebé en patera y que se hospedó en casa de la acusada y de su marido, donde permaneció unos días, hasta que la mandaron a ejercer la prostitución a un club de alterne de Francia. Además de los 35.000 euros de deuda que había generado con su viaje, le obligaban a pagar 250 euros mensuales por quedarse con el pequeño.

Omitieron el cumplimento de las normas básicos de cuidado del bebé, usando medios como atarlo a la cama, encerrarlo en la habitación, dejarlo solo en casa, sedarlo con pastillas, no alimentarlo adecuadamente ni ocuparse de su desarrollo.

El menor fue rescatado por la brigada central de extranjería de la Policía Nacional, que lo encontró extremadamente delgado y atado a la barra de una cama. Otro pequeño se encontraba en la misma situación y con quemaduras en la espalda.

TEMAS RELACIONADOS

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone

Dejar un comentario