» » Doce años de prisión para el homicida de una prostituta en el Raval Roig

Doce años de prisión para el homicida de una prostituta en el Raval Roig

Publicado en: Noticias | 0

Los abogados del ahora condenado también se plantean solicitar la nulidad del proceso

El veredicto del jurado popular fue de culpabilidad y ahora la Audiencia Provincial impone una condena de 12 años de prisión al autor del crimen de una joven prostituta rumana en Alicante, tras discutir por el precio del servicio. Siete miembros del tribunal consideraron probado que Ramón José C.C. propinó a la chica, que tenía 24 años, una brutal paliza que le provocó la muerte, contra otros dos que no lo creyeron así, por lo que la Sala dicta la sentencia condenatoria en la que obliga además al homicida a pagar una indemnización de 200.000 euros a la familia de la víctima.

El acusado Ramón José C. C., durante el juicio. :: A. DOMÍNGUEZ
El acusado Ramón José C. C., durante el juicio. :: A. DOMÍNGUEZ

Los hechos tuvieron lugar en casa del ahora condenado, en el alicantino barrio de Raval Roig, la madrugada del 14 de noviembre del año 2012. Antes, Ramón José C.C. se dirigió hasta la avenida de Dénia de la capital, una de las zonas más conocidas en las que se ejerce la prostitución, para hacerse con los servicios de una de las chicas, ya que, según dijo, mantuvo una discusión con su pareja.

Una vez localizada la prostituta elegida, le propuso ir a su domicilio para estar con él dos horas por 150 euros. Al llegar a casa y no tener el dinero, se desató la discusión que acabó de forma trágica. El penado dijo que nada más supo de la chica, pero las pruebas indican que abandonó su cuerpo en medio de la calle.

El procesado negó en todo momento su participación en la muerte de la joven. De hecho, apuntó a un complot policial para dirigir las pruebas y la investigación contra su persona, ya que su padre es un agente que denunció a sus compañeros. Además, señaló como los autores del delito a dos rumanos ‘okupas’ que pernoctaban por la zona, así como al novio de la meretriz.

Sin embargo, el último lugar en el que se vio a la muchacha fue en su casa, como él mismo reconoció. También se halló una chaqueta con restos de ADN y sangre de la víctima y el homicida tirada en un contendor cerca del cuerpo sin vida de la prostituta. Ramón no negó ser el dueño de la prenda, que el jurado entendió como una de las pruebas principales para inculparle.

Una grabación de la calle de una entidad bancaria también fue testigo del suceso. En las imágenes se podía ver, a las horas en las que se produjeron los hechos, a un hombre de características similares al procesado con un bulto, con lo que parecían botas blancas, y luego volvía sin la carga.

Por su parte, la defensa del procesado, ejercida por los letrados José Luis Sánchez Calvo y Aitor Estaban Gallastegui, ya anunció tras conocerse la decisión del jurado que recurriría el siguiente fallo judicial ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) en su convicción de la inocencia de su patrocinado. Además, los abogados se plantean solicitar la nulidad del proceso.

Fuente: www.laverdad.es

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone

Dejar un comentario