» » Juicio por abusar de una prostituta tras engañarla y narcotizarla

Juicio por abusar de una prostituta tras engañarla y narcotizarla

Publicado en: Noticias | 0

Cuatro años de cárcel. Eso es lo que pide la Fiscalía para un vecino de Linares acusado de abusar de una prostituta a la que, presuntamente, proporcionó un medicamento para dormirla.

El hombre, que carece de antecedentes penales, será juzgado la próxima semana por unos hechos de los que se declara inocente. La historia arranca el 14 de mayo de 2011, según se recoge en el escrito de acusación provisional de la Fiscalía. El acusado, Gabriel Q. F., conoció a la supuesta víctima en un club de alterne de Armilla, “en el que ella ejercía la prostitución”. Esa misma noche, el procesado se ofreció a la mujer para ayudarla a regularizar su situación en España, pues ella no tenía en regla los papeles de residencia. Presuntamente, Gabriel Q. F. le dijo que trabajaba como policía nacional en Linares y que ella debía desplazarse hasta la ciudad minera si quería que le echara una mano.
Dos días más tarde, en concreto el 16 de mayo de 2011, la mujer viajó en autobús. En la estación linarense, la recogió el acusado, según siempre el escrito de acusación. Ambos se marcharon hasta el domicilio de Gabriel. Sin embargo, el fiscal asegura que antes pasaron por un cajero, donde la mujer retiró 1.000 euros de su cuenta corriente: “El acusado consiguió que la mujer le entregara ese dinero para poder regularizar su situación en España, en atención a las supuestas facultades que él tenía como policía nacional”, añade el Ministerio Público.
No fue lo único que, presuntamente, Gabriel Q. F. realizó aquella noche. Según el relato del fiscal, y ya en su vivienda, administró a la mujer un ansiolítico —en concreto, “lorazepan”—, que hizo que la víctima “cayera en un profundo sueño”. “El acusado aprovechó que ella estaba inconsciente para desnudarla y realizarle tocamientos libidinosos, llegando a eyacular sobre ella”.
Para la Fiscalía, los hechos constituyen un delito de estafa y otro de abusos sexuales, de los que acusa a Gabriel Q. F. Como castigo reclama cuatro años de prisión —dos por cada uno de los delitos— y que indemnice a la denunciante con 5.000 euros por el dinero que le dio y por los daños morales ocasionados. La mujer, que ejerce la acusación particular, solicita la misma condena que la Fiscalía, mientras que la defensa niega todos los cargos y pide la libre absolución con todos los pronunciamientos favorables.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone

Dejar un comentario