» » La filósofa y escritora abogó por la abolición de la prostitución en la XV Escuela Feminista Rosario de Acuña

La filósofa y escritora abogó por la abolición de la prostitución en la XV Escuela Feminista Rosario de Acuña

Publicado en: Noticias | 0

Ana de Miguel: «Nos quieren vender que ser puta es algo moderno y transgresor»

 

Ana de Miguel, la directora de la Oficina de Políticas de Igualdad Felisa Soria y Alicia Puleo, durante la conferencia. / DAMIÁN ARIENZA

 

Prostitución es «intercambio de sexo por dinero». «Es lo que aprendemos todos a sangre y fuego», una definición casi exacta a la que aparece en la RAE, pero para la filósofa Ana de Miguel no desvela la realidad. Ella propone una alternativa: «Institución que ofrece a los hombres libre acceso a cuerpos de mujeres por un precio variable». Como tal, aseguró ayer durante la segunda jornada de la XV Escuela Feminista Rosario de Acuña, la prostitución está legitimada. Aún más, constituye «la escuela de la desigualdad humana» por la que «los hombres aprenden a no empatizar con las mujeres».

Su existencia se basa, afirmó De Miguel, en un principio patriarcal por el cual «los hombre tienen derecho a acceder al placer sexual a través del cuerpo de la mujer», que en palabras de Rousseau queda reducida al papel de «hacer que las vidas de los hombres sean fáciles y agradables». O lo que es lo mismo, la «complacencia con lo que se ha llamado la debilidad masculina». Esta práctica está «normalizada» y arraigada en la cultura popular hasta el punto en que «la serie ‘Juego de Tronos es la consagración de ‘burdelandia’, un compendio de chicas desnudas a cuyos cuerpos los hombres acceden libremente».

«Nos quieren vender que ser prostituta puede ser algo transgresor, moderno, fruto refinado de que ahora que las mujeres somos libres e iguales podemos elegir entre ser putas o quedarnos a cuidar a nuestros hijos, pero, ¿cómo pueden afirmar que la mujer más libre es la única que no puede decir que no al acceso a su cuerpo?», se preguntó la filósofa cántabra, criticando las corrientes feministas y de izquierdas que están actualmente en contra de la abolición de la prostitución.

La pornografía es otro de los elementos que, en la era de la igualdad formal, perpetúan ciertas estructuras de desigualdad. «A través del smartphone, los chicos -y cada vez desde más pequeños- aprenden esa doble verdad: una chica es mi igual y a la vez es un cuerpo desnudo, unos agujeros que están para que yo coja mi cuota de placer».

Sobre la cosificación como «puerta de entrada a las violencias, ya que impide la identificación con el otro», habló la doctora en Filosofía Moral Alicia Puleo, para quien «la violencia contra las mujeres es una injusticia social». «No es un hecho puntual, sino una violencia pactada con normas y motivos». La XV Escuela Feminista Rosario de Acuña continúa hoy, a partir de las 9.30 horas.

 

vía: el comercio.es

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.