» » La prostitución no va de trabajo. Va de trata

La prostitución no va de trabajo. Va de trata

Publicado en: Reflexiona | 0

Artículo de: Mª Ángeles Martínez
Candidata de Podemos en Sagunto. Agente de Salud de Base Comunitaria. Agente de Igualdad y especialista en violencia de género

Vía: eleconomico.es

La veo, me horroriza, paso de largo. La veo, me horroriza, paso de largo. La veo, me horroriza, paso de largo. La veo, me horroriza, paso de largo. La veo, me horroriza, paso de largo, no hago nada.

Recientemente en nuestro municipio se ha dado el debate sobre la trata; en Pleno, en el seno de los partidos políticos y en los colectivos feministas de manera constante. ¿De qué hablamos?.

El deseo de las mujeres es anulado u obviado y manipulado desde el mismo momento en que nadie le pregunta si desean y desde el momento en que se presupone que el hecho de dar un dinero otorga un consentimiento. Los deseos masculinos quedan transformados en derechos (para ellos) y en abuso (para
ellas). Ellas se quedan sin sus derechos humanos y sexuales, quedan sometidas al manejo y dominio libre de los hombres que replican en cada encuentro la educación que reciben (ser depredadores y controladores), una educación que a nivel general nos pone unas gafas oscuras para que no veamos que lo que ahí ocurre en realidad son una cadena indecente de abusos, y lo transformamos en una o varias justificaciones que suenan bien. Pero no convencen. Que están ahí por que quieren, por que es su trabajo, así ganan un extra, o que eso no le pasa a todas las mujeres “solo a las otras”, es mentira. “Las otras somos
todas” por que este tipo de violencia es la misma violencia estructural sobre la que se está sosteniendo este mundo.

Un sistema prostitucional no es un sistema laboral. Por que en un sistema laboral, en cuanto a nuestra legislación se refiere, tenemos obligaciones y lo que es más importante, derechos y no solo laborales sino también humanos. ¿Cómo se establecen unas condiciones laborales o condiciones de seguridad en un delito de violencia?, ¿Cómo se regulan los roles o las prácticas sexuales en estas situaciones cuando los hombres precisamente usan a las mujeres para “probar” prácticas sexuales incluso fuera de sus relaciones de pareja? . Es una anomalía. En el sistema prostitucional hay delincuentes y víctimas, y las mujeres son prostituidas. Las mujeres no se dedican la prostitución. Son victimas de un delito. Hacemos, como sociedad, un gran paso en reconocer a las víctimas como lo que son. Victimas. Por que lo que hace a una victima que lo sea es el engaño; económico, moral, llegando a creer que tiene un control sobre lo abuso si acepta estos engaños.

Es duro e incómodo, lo sé (lo siento).Legalizar el sistema prostitucional implica reconocer libres a personas que no lo son,porque para eso es necesario que las mujeres estemos en la estructura desde un lugar de equidad efectiva que no sucede en estas situaciones. Nunca se ve a un hombre en una carretera acudiendo semi desnundo con una corbata, por que sabemos que estructuralmente la humillada y tratada de inferior es la mujer, y el hombre es el que vive con su cabeza alzada ostentando privilegios y se vive así. Un sistema que violenta a las mujeres para el placer de lo proxenetas, el estado y los hombres demandantes, mira a las mujeres como si fuera su culpa. La violencia siempre es hacia la mujer. Y cuando dejemos de normalizar y permitir esta violencia, dejaremos de dar una imagen de normalidad a un delito penal.

La veo, me horroriza, no paso de largo, hago algo. La veo, me horroriza, no paso de largo, hago algo. La veo, me horroriza, no paso de largo, hago algo. Y lo hago:

Llamar a la policía cuando tengo certeza o sospecha de esclavitud sexual con una o varias mujeres, no permito licencias o las retiro cuando descubro la actividad que ampara dicha licencia, me posiciono en contra y luchando para que se pongan multas y condenas a proxenetas y hombres por generar demanda.

No lucho por otorgar derechos a las mujeres en el seno de la esclavitud por que es un delito, y hacer eso es una anomalía. Pongo los medios para la inserción laboral y social de estas mujeres víctimas de este delito ( ayudas, renta, medidas de protección, formación y tratamientos médico y psicológicos). Promuevo
campañas de disuasión advirtiendo y cumpliendo con las advertencias que van encaminadas a multar y condenar este delito. Y hago lo que tenga que hacer para que se aprueben las leyes necesarias, en este caso contra la explotación sexual de mujeres en situación de prostitución y contra la trata de mujeres. Estas entre otras muchas medidas.

Jamás diré que no puedo hacer más.

Y creo necesario volver a mirar cada día nuestra vida, y la centralidad de la sexualidad en nuestras vidas, y como este sistema patriarcal (humillante) y capitalista (mercantilista) transforma en un esclavitud la sexualidad y humilla a las mujeres (como humilla a los hombres si se hubiera generalizado una situación de
prostitución durante la historia de nuestra existencia humana como ha hecho con las mujeres).

Necesitamos ver el papel que los hombres desempeñan a través de su sexualidad y como las mujeres son engullidas por él .Creo que es necesario ir hacia un progreso que dignifique el cuerpo de las mujeres y el de los hombres. Por eso necesitamos que las niñas y los niños reciban educación sexual pero sobre todo afectiva en todos los espacios de socialización, que les sea transferido el respeto a los cuerpos, y que muestre modelos más allá de lo pornográfico que nos enseñamos cada día. Por que sé que ninguna mujer elije una posición de marginalidad en esta sociedad, no elige el estigma social y el de sus familias, no elije un desarrollo laboral clandestino y secreto, sé que no se enorgullecen de lo que les pasa (como quien realmente se siente realizado por ejercer en lo que le gusta) por que no las dignifica y no le permite estar en esta sociedad de forma plena. Apoyo la abolición de la prostitución y la trata de mujeres por que sé que lo segundo es un delito,y lo primero no está mereciendo el respeto de esta sociedad sino su rechazo. No imagino a un juez absolviendo a proxenetas y hombres que consumen diciendo que no hay delito en la trata y la violencia sexual contra las mujeres. No puedo creer en un mundo donde en un sindicato se negocie un convenio para la actividad de la prostitución, por que además, legalizarlo no ha hecho que dejen de existir las vejaciones y lo abusos, en realidad al contrario.

 

 

Comparte