» » La trata con fines de explotación sexual aumenta un 30% en Canarias:

La trata con fines de explotación sexual aumenta un 30% en Canarias:

Publicado en: Noticias

“Hacen falta cambios normativos que protejan a las víctimas”

 

Por: Silvia Álamo

La trata de personas es un problema mundial, considerado como la esclavitud del siglo XXI. Es uno de los delitos que mueve mayor cantidad de dinero en todo el mundo, después del tráfico de drogas y armas. Viola todos los derechos humanos en una misma persona, su libertad y dignidad, además de su integridad física y emocional. La Organización Internacional del Trabajo cifra en 4,5 millones de personas el número de víctimas de explotación sexual en el mundo. El 90% son mujeres y niñas, sólo en España se calcula que hay alrededor de 45.000 mujeres prostituidas, 14.000 de ellas en riesgo de ser víctimas de trata. El dato, nada más lejos de la realidad, también se ha vuelto muy preocupante en Canarias: la trata de mujeres con fines de explotación sexual en las islas ha aumentado un 30% desde el año pasado, según datos de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP).

La presidenta de la organización Médicos del Mundo en Canarias, Elena Lugli, insiste en la necesidad de que se lleven a cabo cambios normativos que protejan a las víctimas. El número de personas perjudicadas por la trata en el mundo se calcula en 2,5 millones identificadas, pero detrás de cada una de esas personas se estima que existen 20 más a las que no se les pueden poner nombre. El 80% de ellas sometidas a explotación sexual y el 18% con fines de explotación laboral, trabajo o servicios forzados.

“La trata con fines de explotación sexual es una realidad estrechamente ligada al fenómeno de la prostitución”, afirma Lugli. La presidenta de Médicos del Mundo considera que el sistema favorece a que la trata afecte a las personas que sufren mayor desigualdad de género, el capitalismo y colonial-racismo. Las cifras apuntan también a “muchas menores” en esta situación en el Archipiélago, aunque en estos momentos se desconoce el número.

Las víctimas de trata suelen arrastrar secuelas, tanto físicas como psicológicas, a lo largo de toda su vida. Son frecuentes las enfermedades de transmisión sexual y las secuelas de la violencia física como golpes, agresiones sexuales… Además, psicológicamente, según datos de Médicos del Mundo, más del 68% sufre trastornos de estrés postraumático, que hace que constantemente le vuelvan los recuerdos del hecho, que haya disociación, depresión, distimia, indefensión aprendida, pérdida de la autoestima, normalización de la violencia sufrida. Según explica Lugli, puede desembocar en que “no tengan un relato del suceso, de la vida posterior y de su propia identidad”.

 

El protocolo para tratar a estas personas, señala la presidenta de la organización, establece 90 días de reflexión en los que la víctima está protegida hasta que decida denunciar, pero muchas veces no quieren hacerlo por angustia o miedo. En ese caso, se les retira la protección del Estado, aunque continúan con la de las entidades sociales “que trabajan en un marco estatal muy poco facilitador”, apunta.

En Canarias, Médicos del Mundo ha denunciado en varias ocasiones las condiciones de vida en la que viven las personas reclusas en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs), ya que “representan una violación sistemática de los derechos humanos y del derecho a la salud”. En el caso de las mujeres víctimas de trata con fines de explotación sexual que acaban en estos centros, ven agravados sus problemas físicos y emocionales por la vulneración de derechos que sufren por parte del país que los acoge y por parte de sus tratantes.

Con motivo del Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas, desde esta organización se creó la campaña ‘Hablan los puteros’. A través de ella, se extrajeron frases reales de blogs y foros en los que los hombres hablan en términos despectivos de las mujeres, tratándolas como si fueran mercancía. “Saben que las mujeres no se acuestan con ellos porque quieren, les dan pena, pero aún así las explotan”.

La presidenta de Médicos del Mundo en Canarias insiste en que la organización persigue “romper con la normalización del sexo de pago, sobre todo entre los jóvenes”. Sin embargo, el problema de la prostitución “es más profundo”. Lugli cree que debería existir una educación sexo-afectiva igualitaria que haga entender que las mujeres no son objeto de consumo, fomentar que los medios de comunicación incorporen la perspectiva de género, desincentivar el consumo de la prostitución…

Desde la organización se trabaja, además, en romper con “el imaginario” de la víctima de trata como una persona que está encerrada, encadenada. “Esta visión hace que muchas veces no se detecten indicios en espacios en los que debería hacerse”. Lugli insiste en que es cierto que la privación de libertad existe, pero hay otro tipo de elementos como la devastación de la autoestima, el vudú, la amenaza de hacer daño a las familias… los que ejercen la verdadera presión sobre las víctimas. “Es importante romper los estereotipos para ser capaces de identificarlas a todos los niveles. Igual que las mujeres víctimas de abusos sexuales carecen de credibilidad, las víctimas de trata también”, sentencia.

Para paliar el problema “son necesarias medidas integrales, que analicen y actúen sobre las causas por las que tantas mujeres se encuentran en esta situación”. El fundamento, considera Lugli, está en “una perspectiva machista, racista, basada en la ley de oferta y demanda que considera a estas mujeres como bienes de consumo”.

La formación de los profesionales en centros de salud y la perspectiva de género es esencial para que se detecten muchos casos que sí podrían conocerse “si los sistemas públicos estuviesen dotados de los medios pertinentes”.

Este viernes y sábado se celebra en Gran Canaria unas jornadas jornadas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, con una mirada crítica hacia el abordaje institucional. El objetivo es tratar y conocer de primera mano el trabajo que desarrollan en Canarias las entidades sociales como el Proyecto Daniela, Centro Luego de Cáritas, Gamá y Médicos del Mundo.

De la mano de ponentes como LaLa El Mamy se analizan los aciertos y desaciertos del sistema alegal en materia de trata con fines de explotación sexual. Se conocerán las acciones implementadas y la perspectiva desde el Activismo antirracista con Nora Ugartuburu, de SOS Racismo. También se profundizará en la temática con la activista feminista Beatriz Gimeno.

 

vía: https://www.eldiario.es/canariasahora/sociedad/explotacion-Canarias-Hacen-normativos-protejan_0_956455268.html

Comparte