» » Los clientes que recurren a la prostitución son cada vez más jóvenes

Los clientes que recurren a la prostitución son cada vez más jóvenes

Publicado en: Noticias | 0

«Es importante que piensen que detrás de una chica que se prostituye puede haber un problema de explotación», denuncia una asociación de ayuda

Cada vez son más los jóvenes pacenses que ante cualquier celebración optan por recurrir a la prostitución. El perfil del cliente que acude a clubes y pisos de chicas o que busca sexo en la calle ha cambiado. Ahora es mayoritariamente joven, de entre 20 y 25 años, que solicita estos servicios porque ve la prostitución como una opción de ocio. «Nosotros hemos llegado a detectar chavales de 18 años que acuden con amigos porque lo perciben como una diversión», aseguró Luciana Piñeiro, coordinadora de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (Apramp).

68467558--575x323

Denunciada por ejercer la prostitución en la vía pública
Este fue uno de los temas que se trataron ayer en la I Jornada de Formación contra la Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual. En la iniciativa, organizada por el Instituto de la Mujer de Extremadura y Apramp, se analizó esta problemática y se destacó la necesidad de hacerla visible para que la sociedad sea consciente de que detrás de la prostitución hay historias muy complicadas. De hecho, Piñeiro denunció la situación de explotación en la que se encuentran muchas mujeres, «ya que son sometidas y obligadas a ejercer esta actividad», destacó.

Por este motivo, hizo hincapié en la importancia de sensibilizar a la sociedad sobre este tema. «La cuestión está en el dinero que mueve todo este mundo. Si no hubiese consumo el problema se acabaría. Por eso es imprescindible concienciar a la ciudadanía», manifestó Loli Vázquez, directora de la Casa de la Mujer de Badajoz.

Charlas en centros educativos

En este sentido, Vázquez aseguró que el Instituto de la Mujer de Extremadura ya está abordando este asunto tratando de llegar al sector más joven de la población. «Se imparten charlas y conferencias en los centros educativos de la región y en los Centros de Creación Joven para formar e informar sobre la prostitución y la explotación sexual. Hemos comprobado que los chicos ven la prostitución como una manera fácil y rápida de ganar dinero y que es una actividad que la mujeres ejercen voluntariamente. Se trata de una idea muy alejada de la realidad. Es importante que piensen que detrás de una chica que se prostituye puede haber un problema de explotación», agregó Vázquez.

Vulnerabilidad y miedo A las asociaciones que ayudan a las mujeres y a los cuerpos de seguridad que persiguen los delitos de trata de personas con fines de explotación sexual les resulta complicado acceder a las víctimas ya que en muchos casos «están en una situación de vulnerabilidad y tienen miedo», afirmó Piñeiro. Lo corroboró el inspector Juan José Bulnes, de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, que participó en las jornadas. «Las víctimas de trata suelen ser jóvenes que llegan de países en los que viven en la pobreza y marginalidad. Suelen ser reacias a colaborar con nosotros porque desconfían. Están amenazadas y coaccionadas. Es difícil llegar a ellas y que denuncien», indicó
Precisamente Apramp atiende en Badajoz a más de 300 mujeres que se prostituyen. Piñeiro señaló que ha percibido que la crisis económica ha hecho que el número de mujeres que se encuentran en estas circunstancias haya aumentado. El perfil de las víctimas también ha cambiado. «La cantidad de mujeres de nacionalidad española se ha incrementado. Algunas lo habían dejado y se han visto obligadas a volver. Otras nunca habían estado en este mundo y ahora están porque se ha convertido en la única fuente de ingresos para mantener a su familia», expuso Piñeiro.

La coordinadora de Apramp puntualizó que la crisis también provocó una disminución de la demanda. Ante este panorama, las víctimas se vieron obligadas a bajar los precios de sus servicios para atraer más clientes. «Esto supone que ahora tienen que hacer más pases y trabajar más para lograr un mínimo de ingresos».

Actualmente la asociación tiene identificado 24 pisos en los que se ejerce la prostitución y 9 clubes. Estos espacios se ubican en Badajoz y en un radio de 50 kilómetros a la redonda, entorno en el que esta organización actúa. «Son cuatro pisos más, ya que el año pasado teníamos localizados 20». Por otro lado, en 2013 atendieron a unas 350 mujeres de siete nacionalidades distintas. «Este año seguramente superaremos esta cifra», especificó.

El objetivo de Apramp es proporcionar apoyo a las mujeres para que puedan dejar la prostitución
El objetivo de Apramp es proporcionar apoyo a las mujeres para que puedan dejar la prostitución. Además de suministrarles materiales como preservativos o test de embarazo, también les ofrecen atención psicológica o las ayudan a que tengan atención médica. «Les facilitamos información y formación para que puedan salir de este mundo. Organizamos cursos de habilidades sociales o les ayudamos a que finalicen sus estudios. No es fácil lograr que una mujer salga de este mundo y menos si no se le proporciona una alternativa real», concluyó.

Fuente: www.hoy.es

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone

Dejar un comentario