» » Mujeres Olvidadas

Mujeres Olvidadas

Publicado en: Noticias | 0

“Es necesario que se actúe de manera seria y contundente contra los traficantes de mujeres”

MARÍA JOSÉ MESEGUER

 

El Gobierno español del PP con su recorte de la sanidad universal se está comportando de manera irresponsable, y me atrevería a decir que raya la inmoralidad ya que con ello se está convirtiendo en el autor del futuro deterioro masivo de la salud de la población española.

Hay un sector de la población como es el de las mujeres prostituidas, que va a representar un problema grave en este sentido. La mayoría son mujeres emigrantes trasladadas a nuestro país (más de 18.000 mujeres cada año son engañadas con la promesa de un trabajo, seguridad social y asistencia sanitaria, por los traficantes de mujeres y niñas que una vez aquí, las obligan a prostituirse). Estas mujeres no tendrán asistencia sanitaria habitual, tan solo por vía de urgencias. Su situación sanitaria se complicará cada vez más, su exposición a enfermedades de transmisión sexual se extenderá. Serán atacadas por la enfermedad y serán transmisoras de la misma, (900.000 hombres cada día utilizan a mujeres prostituidas).

A los proxenetas no les importa si estas mujeres mueren, pues las sustituirán por otras de la misma forma.

Las mujeres prostituidas emigrantes procedentes de Nigeria, Colombia, Ecuador o de otros países de fuera de la UE no pueden presentar la declaración de pobreza total, pues no tienen la nacionalidad española y no pueden acreditar permiso de residencia en España

El aborto, debido a su eliminación en la red sanitaria pública, pasará a ser clandestino como lo era antes de su legalización, conllevando altos riesgos en la salud de las mujeres. Las mujeres prostituidas, de manera casi inmediata al aborto, son obligadas por los proxenetas a ejercer la prostitución, con los riesgos que ello implica para su salud.

Aquellas que puedan optar por tener a su bebé, ¿en qué condiciones tanto sanitarias como alimenticias y de otro orden los podrán tener? Muchas de estas criaturas nacerán con enfermedades heredadas, debido a la falta de prevención y atención sanitaria.

El Gobierno español ha olvidado a estas mujeres. Los traficantes siguen entrando clandestinamente a mujeres en el país. Los locales y clubes de alterne, continuamente se abren, permitidos por los Ayuntamientos y se alquilan pisos y habitaciones para tales fines, conocidos por la gente de los barrios donde existe la prostitución y por ello por la policía también. Se eliminan los programas o se reducen económicamente los programas para las mujeres que desean abandonar la prostitución. ¿Qué está haciendo el Gobierno, en nuestro país, contra la explotación sexual de las mujeres?

Si se permite de facto la prostitución de las mujeres sin darles otras opciones, sin dedicar todos los esfuerzos que sean necesarios para prevenir y ayudar a las mujeres a dejar la prostitución, se está atentando contra los derechos humanos (la explotación sexual de las mujeres es una violación permanente de los derechos humanos) y permitiendo una forma de violencia sexual masculina hacia las mujeres y niñas. No hay tan solo que atacar de forma jurídica o policial a los traficantes y proxenetas, que también, sino dedicar todos los esfuerzos para la abolición de la prostitución.

Es necesario que se actúe de manera seria y contundente contra los traficantes de mujeres, contra los proxenetas, contra los que de una manera u otra se benefician de la explotación sexual de las mujeres, es necesario que se cierren los locales y pisos dedicados al negocio de la prostitución, que se dediquen presupuestos destinados a la policía para actuar frente al tráfico de mujeres.

¡Tolerancia cero para los Proxenetas!

Que se dediquen programas de carácter integral destinados a las mujeres que quieren dejar la prostitución.

Que se dé protección y ayuda a las mujeres que denuncien a los traficantes.

Que el dinero que se obtenga de la expropiación a los traficantes —mafias y cómplices, dueños de locales, pisos etc.— se dedique a las mujeres que decidan dejar la prostitución.

Que se restaure la universalidad de la atención sanitaria en las mismas condiciones en las que estaba antes de los recortes y con las mismas prestaciones, si no queremos que la enfermedad inunde nuestras calles.

La mayoría de mujeres que ejercen la prostitución, en un 95%, no son voluntarias, y no se puede decir que eligen libremente, si no hay otras opciones a las que acceder, opciones de igualdad de oportunidades para estas mujeres, que hoy no las hay.

Hay que tener en cuenta que la situación actual de crisis está haciendo que mujeres mayores de 40 años, debido a que no encuentran trabajo, sin otras alternativas, muchas se dedican a la prostitución.

La salud de un pueblo es un indicador de su nivel de progreso.

Fuente:

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone