» » Pareja condenada por azotar a su hija, el padre también abusó de ella

Pareja condenada por azotar a su hija, el padre también abusó de ella

Publicado en: Noticias | 0

El progenitor ha sido condenado a un año y nueve meses de prisión por un delito de abuso sexual, si bien se ha acordado la suspensión de la ejecución de esta pena durante el plazo de dos años, siempre y cuando no delinca en dicho plazo.

El Juzgado de lo Penal número 2 de Almería ha condenado a una pareja por azotar a su hija menor de edad con un cable, y además sanciona al hombre por abusar sexualmente de la pequeña.

La sentencia, consultada por Efe, recoge que, pasadas las 14.30 horas del 11 de abril del 2013, el acusado F.I.T.V. comenzó a golpear con un cable a su hija de 13 años.

Lo hizo tras enterarse de que había faltado a clase, y con “ánimo de atentar contra la integridad física de la menor” le azotó en la espalda y múltiples partes del cuerpo.

Hizo esto durante varios minutos hasta que llegó su pareja y madre de la niña, K.I.M.S., que “haciendo caso omiso a las peticiones de auxilio de su hija, con idéntico ánimo atentatorio la golpeó en repetidas ocasiones”.

Una vez hubo terminado la madre, “le entregó de nuevo el cable a su marido, que continuó propinando latigazos a la pequeña durante varios minutos”.

Durante su asistencia en Urgencias, la menor narró a la Policía Nacional, como ya había hecho previamente con algunos profesores, que antes de la Semana Santa de ese año se encontraba enferma en casa y fue entonces cuando su padre se acercó, la puso en sus rodillas y le realizó distintos tocamientos “con ánimo libidinoso”.

Al percibir la menor como su padre “se excitaba a consecuencia de lo ocurrido” huyo y se ocultó en el baño hasta que éste abandonó el domicilio.

Este relato de los hechos fue aceptado por ambos acusados, que además mostraron su conformidad con las penas dictadas por el magistrado-juez.

De esta forma, F.I.T.V. ha sido condenado a un año y nueve meses de prisión por un delito de abuso sexual, si bien se ha acordado la suspensión de la ejecución de esta pena durante el plazo de dos años, siempre y cuando no delinca en dicho plazo.

F.I.T.V. ha sido condenado también por un delito de lesiones en el ámbito de la violencia familiar a sesenta días de trabajos en beneficio de la comunidad, dos años de privación del derecho a la tenencia y porte de armas, así como orden de alejamiento de 200 metros durante un año y nueve meses.

Por su parte, K.I.M.S. ha sido condenada también por un delito de lesiones en el ámbito de la violencia familiar a sesenta días de trabajos en beneficio de la comunidad, dos años de privación del derecho a la tenencia y porte de armas, así como orden de alejamiento de 200 metros durante un seis meses.

 

ideal.es

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone

Dejar un comentario