» » Tres mujeres detenidas como proxenetas de una compatriota a la que obligaban a prostituirse.

Tres mujeres detenidas como proxenetas de una compatriota a la que obligaban a prostituirse.

Publicado en: Noticias | 0

La retuvieron durante dos semanas encerrada en la habitación de una vivienda, donde recibía a los clientes No sabía donde estaba Solo le daban de comer una vez al día.

 

Tres mujeres de entre 39 y 43 años de nacionalidad marroquí y vecinas de Roquetas de Mar han sido detenidas por agentes de la Guardia Civil acusadas de los delitos de detención ilegal, amenazas y relativo a la prostitución, después de que, según la investigación, obligaran a una joven compatriota a prostituirse durante al menos dos semanas en las que además fue agredida física y psicológicamente.

Según explicaron fuentes de la Comandancia de Almería, la víctima, de 35 años de edad, fue la que se decidió finalmente a pedir auxilio “entre gritos y sollozos” a través de una llamada al Servicio de Emergencias 112, una vez que consiguió escapar. Rápidamente, el 112 alertó al Puesto Principal de la Guardia Civil y a la Comandancia, que coordinaron una actuación. Una dotación en cometidos de seguridad ciudadana localizó a la joven en una calle de Roquetas de Mar, donde de inmediato le prestó ayuda y auxilio. Los agentes encontraron a la víctima en condiciones preocupantes, “totalmente desorientada, muy excitada y llorando”, con “lesiones de diversa índole”, por lo que fue trasladada hasta un centro médico de urgencias, donde fue atendida por facultativos sanitarios. Una vez a salvo y con las curas de las heridas que presentaba hechas en el consultorio, la joven pudo explicar a los agentes, ya en sede policial, que había estado retenida en un domicilio contra su voluntad y obligada a ejercer la prostitución.

Así, detalló que dos semanas atrás, unas compatriotas le habían ofertado un trabajo en la provincia de Almería con “interesantes” condiciones económicas y laborales, por lo que aceptó el mismo y fue trasladada desde la ciudad de Valencia hasta un domicilio de Roquetas de Mar, del que desconocía la ubicación.

Una vez allí, fue obligada a prostituirse con numerosos clientes por parte de sus captoras, quienes ejercían sobre ella una continua presión psicológica, con la advertencia de graves represalias en caso de pedir ayuda a los clientes bajo el pretexto de que “todo cliente es amigo de la casa”.

La víctima pasó unos 14 días encerrada en la habitación de una vivienda de la que desconocía su ubicación y donde recibía comida solamente una vez al día.

Las tres mujeres proxenetas recaudaban la totalidad del dinero obtenido por el ejercicio de la prostitución sin que ella pudiera quedarse con nada. Regentaba este burdel particular que ha sido investigado por la Guardia Civil durante más de un mes, según la Comandancia.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone

Dejar un comentario